domingo, diciembre 11, 2016

Santiago Startup Weekend - Honest Review (parte II)

Así estuve después de varias horas encargándome de mi idea.
Imagen por Startup weekend Santiago
En la 1era parte de mi honest review les contaba un poco de que es el Startup Weekend (en adelante SW) y algunas apreciaciones de para quien es, para quien NO es, y otras cosas. Ahora intentaré profundizar en mi propia experiencia, que quizás les sirva como referencia si se animan a participar.


Siguiendo una usanza que se me ha vuelto tristemente habitual fui el 1ero en llegar, la cita era a las 19 hrs, a las 19 hrs estuve ahí. Dada mi reticencia a sociabilizar fueron algunos minutos de tensa atención a mi celular hasta que llegó mi amigo Juan. Fuimos conversando entre los participantes que iban llegando, y eso marcó un punto importante para todo el fin de semana: mucho extranjero con un dominio muy básico del idioma español, por ende el fin de semana completo fue de hablar inglés.


Mi idea para quemar

Vi como poco a poco se iban manifestando algunas ideas en las conversaciones y decidí arriesgarme con mi idea para quemar como le digo yo. Básicamente una aplicación que en base a los alimentos que tengas disponibles en tu refrigerador y despensa (previamente ingresados a la aplicación, tampoco es tanta la magia), te sugiera un menú semanal en base a combinaciones de los ingredientes. Este menú idealmente es balanceado, pero como son algoritmos brutos sin AI de por medio, probablemente las combinaciones no  sean precisamente transformables en un plato. Mi menú semanal (en adelante MMS) fue el "original" nombre para la idea.

La presenté con un discurso nervioso, pero tratando de se preciso. Necesitaba alguien comercial, alguien de ventas, alguien de diseño, alguien especializado en nutrición, y ojala otro informático. Mi peor caso era que mi idea no fuera seleccionada, pero escuchando otras ideas y como fueron planteadas mis esperanzas crecieron.
En ese sentido SW te  ayuda a entender como se debe plantear una idea. Tienes que convencer a tu audiencia que tu idea es buena.

Las ideas son sometidas a votación, y ahí empecé a ver una realidad esperable. Mi idea recibía pocos votos. Finalmente hubo un empate entre los últimos lugares, mi idea y otra más. La decisión estuvo en manos de uno de los organizadores y sorpresivamente se seleccionó mi idea.

El equipo

Debíamos armar el grupo de trabajo (puse una foto de ellos en la parte 1). Poco a poco se fueron acercando, curioso pero también esperable, quienes se animaron a trabajar conmigo fueron varios de los chicos con quienes entablamos conversación antes de iniciarse formalmente las actividades del SW.
  • Juan, mi amigo, de profesión abogado, cubriría la parte ventas.
  • Matthieu, francés en intercambio en Chile, estudiando ingeniería comercial, vería la parte negocios.
  • Guga, emprendedora Serbia (si mal no recuerdo), vería partes de negocio y nutrición.
  • Claudia, neurocientífica, vería la parte salud.
  • Yo, el informático (ir)responsable de la idea.
Quedábamos cojos en la parte diseño ya que el diseñador que se acercó, estaba en duda entre mi proyecto y otro, y finalmente optó por trabajar en otro equipo.

El modo de trabajo

Dado lo necesariamente heterogéneo del equipo se debían establecer ciertas directrices, sobretodo  si queríamos lograr algo. Mi objetivo era ganar, contra todo pronóstico habían seleccionado mi idea, así que ¡a romperla! mostrar que puedes  sacar a flote una idea de mierda.

Como buen ingeniero, y habiendo participado laboralmente en más de algún proyecto, procedí a explicar la idea y el fondo, para poder establecer una base de requerimientos, y ahí es donde te das cuenta que aunque te dicen que no hay jefes o líderes, alguien tiene que tomar la batuta. Empezaron a salir miles de ideas así que  les conté de la metodología MOSCOW:
  • Must have: lo que realmente DEBE tener el producto
  • Should have: lo que DEBIERA tener el producto
  • Could have: lo que PODRÍA tener el producto
  • Would like/Won't do (yet): lo que me GUSTARÍA que tuviera el producto, o lo que no se incorporará aún (en esta etapa)
Las Os claramente son decorativas.

Dada la limitación de tiempo (poco menos de 2 días), debíamos enfocarnos en la M y ojalá en la S.

En la medida que se fue desarrollando el fin de semana me di cuenta que SW es una aplicación del Design Sprint que promueve Google Ventures (lean el libro, entrega un enfoque muy interesante y si es bien aplicado, eficiente para el desarrollo de productos). Claro que en vez de 4.5 días es una aplicación en con suerte 2 días (y me arriesgaría a decir mucho menos).

El desarrollo

SW se enfoca mucho en el trabajo en equipo, porque evidentemente  no te puedes dividir a lo Gremlin y cubrir todas las charlas, yo me enfoqué en las orientadas al producto, los otros chicos vieron las relacionadas al negocio. En ese sentido fue un riesgo asumido al decidir delegar. Ahora ya pasado un tiempo me queda claro que tuvimos varias fallas, sobretodo porque siento que a pesar de que el equipo se inclinó hacia la idea MMS, no estaban del todo convencidos de ella.
También estaba la barrera de idioma, por muy bien que hables inglés es difícil hacerse entender cuando tu cerebro opera en español.
Pero iba a lidiar con todo eso, mal que mal la idea era para quemarla.

Lo positivo es que al menos no cambiaos la idea, como otro equipo que pasó por 3 ideas distintas, aunque ligeramente relacionadas.

El enfoque

Personalmente; y de manera equivocada; le dí un enfoque de hackatón al desarrollo de la idea. Mi objetivo era que llegada la tarde del domingo tuviéramos un producto que pareciera que funcionaba. El problema es que aún conociéndome, me enfoqué demasiado en hacer que funcionara y no me preocupé de que la pantalla más importante, donde se presentaba el menú semanal sugerido, mostrara algo, aunque fuera de mentira.

También invertí mucho tiempo en la parte diseño, claro resultado de no tener a nadie a cargo de esa responsabilidad.

Dado eso, me desentendí totalmente de los otros aspectos de la idea, y eso también tuvo una consecuencia adversa.

Los errores

Fuera del enfoque y de no haber terminado con un producto que pareciera que funcionaba, siento que hubo otros 3 grandes errores:
  1. El modelo de negocios. Al presentar la idea frente al jurado, se planteó un modelo de negocios que yo desconocía (precisamente por haberme dedicado al producto y no involucrarme en se tema). Modelo "Freemium" con suscripción. Es sabido que los modelos freemium rara vez tienen aceptación, simplemente porque al usuario final (tu cliente) no le atrae que se le traspasen costos. Según yo, hay 2 etapas para este negocio:
    1. Ganar audiencia, usuarios felices que usen la aplicación.
    2. Ejecutada de manera paralela, es contactar a distribuidoras de alimentos, supermercados, mercado minorista, y habilitar opción de compra con algún bonus (descuento, regalo, otro), de cierta manera a lo Cornershop. No se si eso funcionaría, pero la promesa de  3000 o más nuevos y potenciales clientes siempre es algo qeu te puede ayudar a vender una idea frente a quien quieres que pague (y que no son los usuarios).
  2. Forma de la presentación. Comparativamente a como se presentaron las otras ideas, hubiera sido mucho más atractivo usar una plantilla para la PPT. Lo visual vende, es así de simple.
  3. No involucrarme en la parte del negocio. Claramente, al final independiente que haya sido una idea para quemar, era MI idea.


El resultado final

Como resultado de este intenso fin de semana, salió el pilar de una aplicación, muchas ideas de mejora, y ciertamente, mucho aprendizaje.
En algún momento quedé con muchas ganas de  hacer la aplicación, dedicarle horas, aunque  no fuera por dinero. Simplemente para sacarme el "empacho" de resolver completamente el problema que plantié con MMS.

Algunas pantallas de Yummiwik
(si, por Yummi de Ñami, rico, delicioso, y wik por week/semana)


Pudimos tener una presentación, y un pre-alpha del producto, incluso un video de las partes funcionales de la aplicación (lo que de alguna manera fue impresionante). Falto claridad, y afinar las definiciones a las que llegamos, pero siento que hay viabilidad en la idea, a pesar de no haber ganado el desafío.

Próximamente en este mismo canal:
Parte III y final, lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo del SW

Publicar un comentario