domingo, diciembre 10, 2006

Final de una historia aún inconclusa

A pesar de lo contradictorio qque puede parecer el título, no puedo no referirme a la muerte de Augusto Pinochet, sin calificativos ni descalificativos. Anunciaron que falleció a eso de las 14:15 hrs. He mantenido este Blog alejado de posturas políticas demasiado evidentes, aún que mi inclinación se hace mucho más clara y menos borrosa que mi posición. Independiente de todo eso quiero manifestar mi absoluto repudio contra cualquier manifestación de violencia que esta muerte gatille.

Puedo entender el dolor de muchos de quienes fueron familiares de personas que murieron en discutibles circunstancias en el período de 1973-1980 ; puedo entender el dolor de los familiares más cercanos a Pinochet, mal que mal para ellos es el fallecimiento de un familiar cercano, y la muerte, sin importar de quien, es algo que TODOS debieramos respetar. Sin embargo no entiendo como ambos segmentos, detractores y partidarios de este ahora personaje, se empeñan por seguir haciendo que el país haga el amague de avanzar, pero siempre mirando hacia sus espaldas. Entiendo el dolor de los detractores, mas no el como alimentan con su odio a sus herederos, muchos quienes ni siquiera vivieron ese período de la historia de Chile. "Sin perdón ni olvido" es la consigna de los más extremistas.

¿Cuál es el ejemplo, el mensaje, el futuro que pretenden transmitir? Un país NO PUEDE avanzar si no mira hacia adelante, el pasado es para aprender de él, pero no para vivir en función de él. No debemos cometer los mismos errores del pasado y a nuestros herederos debemos inculcarles que ejemplos deben saber seguir.

Para muchos, donde no pudo hacer justicia el hombre puso su mano la inexorable MUERTE. Y finalmente, acorde a definiciones más religiosas, todos seremos juzgados al terminar nuestros días.

No digo que se olvide lo que ocurrió, pero me apena pensar que desde las 15 horas de hoy nuevamente viviremos un Chile violentamente dividido por causa de aquel que nos dividió hace 33 años atrás. No quiero desmanes ni violencia ni faltas de respeto, quiero poder seguir pensando en que soy parte de un país que avanza hacia su futuro mirando hacia adelante.

Lamentablemente es demasiado pedir para una nación tercermundista y aún subdesarrollada.

3 comentarios:

Horacio dijo...

Maestro.

Hay algunos que aún pretenden seguir avanzando. Me parece que ellos son los que realmente podrán sacar a nuestros país adelante.

Tenemos que seguir trabajando. Y no por nosotros, sino por los que vienen, para que nuestro país sea un lugar cada vez más habitable.

Un abrazo.


Horacio

puebloppd dijo...

A propósito de la Navidad...

"Hace tiempo que no sentía un “Ambiente Navideño” tan confuso...
Los noticieros de antaño difundiendo costumbres extranjeras (y a veces nuestras)
Inundando nuestras pantallas de T.V. con viejos pascueros, papás noel, santas claus, renos, campanas, trineos, nieve (de la verdadera y la otra)...
Mitos, leyendas, Rojo-Verde-Blanco-Dorado
Niños pobres sin regalos, empresarios ricos entregando limosnas, familias solidarias compartiendo lo poco, el Hogar de Cristo y Correos de Chile con sus campañas de juguetes, los curas, los animadores de t.v., futbolistas, ofertas 2 por 1 , lleve hoy y endéudese mañana
Cuba censurando al viejo pascuero, Rusia con viejo pascuero, tío sam vestido de viejo pascuero...y mas y mas y mas...

Pero hoy siento algo distinto en el ambiente : La muerte del dictador un 10 de Diciembre ,una semana después de la Teletón , que es como nuestra pre-navidad, me hace ver Chile un poco diferente, sinceramente en mi fuero interno siempre creí que moriría antes que Pinochet, sin duda mis años de juventud, al igual que de cientos de miles de chilenos, no fueron exentos de riesgos, en los gloriosos años 80 vivíamos la Cultura de la Muerte, pero con ganas, con verdades, con transparencia, con luchas, sueños y energía juvenil .El objetivo era claro y poníamos todo nuestro empeño en lograrlo.

Hoy, pese a la alegría de la desaparición física del responsable de tanto dolor para nuestro Pueblo, queda ese sabor amargo de saber que murió de viejo, en impunidad y llevándose al infierno secretos tan valiosos para los familiares de los Detenidos Desaparecidos.
Ayer vecinos de Las Condes aprueban cambiar a una importante Avenida de su comuna el nombre por Presidente Pinochet...entonces ¿De qué reconciliación estamos hablando?

Considerando nuestra realidad como sociedad, con la pena que esto significa, ya estoy que le digo a mi hija de 5 años que el Viejo Pascuero no existe...que son los papás los que compran los regalos y que pese a que sueña con una muñeca que vio en la tele, no voy a endeudarme, porque mi contrato a Honorarios vence el 31 de Diciembre y no tengo certeza que me lo renueven."

Valeria Bustos A
Consejera Nacional PPD

El Santa dijo...

Solo quiero hacer mención a una cosa al respecto, sobretodo a quienes se empeñan por argumentar con cosas como:
"Mientras existan detenidos desaparecidos, mientras los asesinos no sean juzgados, no podemos soñar con una reconciliación nacional.
No podemos avanzar y consolidar la Democracia sin asumir nuestro pasado como Pueblo."


Les recuerdo que "el caballero" ya se murió, falleció (se fue al cielo, al purgatorio o al infierno (no es de mi incumbencia)) sin ser juzgado y se llevo miles de secretos a la tumba. Y no por eso tenemos que estancarnos en el pasado negándonos a una reconciliación nacional "debido a cosas pendientes".

El mundo, lamentablemente para muchos, no va a dejar de girar, y con ciertas posturas da la impresión que seguirán amargándose por una leche derramada que no van a poder limpiar.

Hay algo de rabia en mi respuesta, porque me molesta la gente que se queda pegada, y a mi parecer esa no es la manera adecuada de "asumir nuestro pasado como Pueblo.".