viernes, octubre 04, 2013

Entrevistas de trabajo y pruebas de conocimientos técnicos (parte I)

Quisiera compartir algunas experiencias e impresiones relativas a algunas entrevistas de trabajo he tenido en mis años desempeñándome como ingeniero informático. Va a ser un artículo extenso, por lo que advierto al honorable lector que si no es conquistado por mi narrativa, es altamente probable que se aburra.

Hace yo diría un año atrás, aproximadamente, respondí a la consulta en Twitter de una persona con quien tuve la oportunidad de trabajar hace algunos años atrás. Necesitaba alguien que "se manejara con XML", a lo que dados los proyectos en los que trabajé, repliqué con un poco humilde "XML is spoken".
Algo así como un mes después de mi respuesta, Andrés me contacta telefónicamente para citarme a una entrevista, de la cual él no me entregó mayor información y equivocadamente (ya diré porqué) yo tampoco solicité mayores antecedentes. Antes de seguir consideren esto como una regla de oro:
SIEMPRE PREGUNTEN LOS TÉRMINOS DE LAS ENTREVISTAS A LAS QUE VAN A ASISTIR
Es esperable que un empleador serio y respetuoso por los postulantes a cargos disponibles informe sobre el carácter de las entrevistas que realizará. No es justo para los candidatos llegar sin preparación a un prueba técnica, o ser sorprendidos por una.

Una vez en la reunión, Andrés no pudo estar presente a la hora acordada, ya que debió responder a otro compromiso laboral, sin embargo encomendó a una colega de él el entrevistarme. Mi entrevistadora me explicó un poco lo relacionado con este trabajo, que resumiendo se trataba de desarrollos en torno a un Bus de Comunicación para múltiples canales de entrada. Un equipo de excelencia, muy acorde al modus operandi que ya me resultaba familiar.

Tras una interesante conversación con mi entrevistadora, ella me señala que mientras esperaba que Andrés pudiera desocuparse, contestara un test escrito de conocimientos técnicos. A pesar de no ir preparado, y sabiendo solamente que sería "algo con XML", lo contesté.
Aquí me dí cuenta que debí haber preguntado como se desarrollaría la entrevista.

Hubo muchas preguntas de caracter semi-general que supe responder sin problemas, pero un gran porcentaje eran cosas que sinceramente JAMÁS he resuelto a mano, y por ende si bien conozco y domino, delego "el trabajo sucio" en la IDE o en aplicaciones auxiliares. Algunos ejemplos fueron hacer un schema XML, y otro escribir un WSDL, ¡a mano! ¡sin IDE! Digamos que desde la prehistoria que muchos desarrolladores no hacen ninguna de esas tareas a mano.
Mi sensación de esta prueba fue que ni el mismo equipo de excelencia sería capaz de contestar un 60% adecuadamente. Y si así fuera realmente me preocuparía, ya que si bien se valora el conocimiento "a mano", hay infinitas tareas cuya resolución eficiente puede realizarse a través del buen uso de herramientas dispuestas para ello.

Luego llegó Andrés, conversamos un tanto, y bromeamos un poco respecto a que no hice trampa para contestar la prueba, buscando en Internet usando mi teléfono móvil. Finalmente llegamos al tema de pretensiones de sueldo, y por la cara de Andrés ni siquiera hubo intención de negociar.

Independiente del resultado de la prueba, que dada mi absoluta NO preparación, fue sencillamente indigno (y ya les contaré como me enteré de esto), Andrés conocía mi trabajo, y tenía una muy buena idea previa de mis capacidades, mal que mal trabajamos en un proyecto anterior bastante grande. La lamentable lectura que hice fue que sencillamente prefirió no trabajar conmigo, y sostuvo una decisión predefinida en mi pobre desempeño en la prueba técnica. Como si haberme entrevistado hubiera sido "por cumplir" o para "ver que tal". Triste sensación, pero sólo eso una sensación de.

Tiempo después un amigo me consideró para apoyarlos en un proyecto en la empresa donde él trabaja. Su jefe, que era un muy buen amigo de mi ex-jefe cuando trabajamos con Andrés, se refiere a mi como alguien que "no se manejaba", precisamente aludiendo a que sabía de mi mal desempeño en la prueba técnica que les comento.
Esto es otra confirmación de que el mundo es pequeño y redondo, y que de una u otra manera, tarde o temprano siempre vas a saber que pasa a tu alrededor. No mucho que decir por este impasse de discreción, y dejémoslo ahí.

Sobre las pruebas técnicas, sobre todo  aquellas que son muy extensas, tengo 2 posturas:

  1. Por un lado no les encuentro sentido ya que no son representativas del verdadero potencial de un postulante.
    Un buen reclutador ES capaz de determinar si un postulante se ajusta al cargo al que postula.
    Un buen reclutador SE HACE ASESORAR por un experto (o al menos alguien con conocimientos) en las áreas que debe dominar el postulante.
    A un buen reclutador le es suficiente la entrevista personal con el postulante.

    Los nervios pueden jugar en contra del postulante, hay demasiados factores, incluyendo una evaluación absolutamente alejada de la realidad del modo de trabajo y desarrollo de la misma empresa, que pueden tener incidencia negativa en la calificación del candidato.

    En el peor caso el primer contrato normalmente es a prueba, por período no demasiado largos y se puede no renovar si el candidato no cumple los requerimientos del cargo.
  2. Por otro lado, si los cargos demandan REALMENTE un conocimiento técnico experto, o la postulación requiere que la empresa tenga PLENA CERTEZA (minimizando el riesgo a cero o casi cero) que se escogerá al candidato adecuado, y si finalmente trabajar en esa empresa es REALMENTE ATRACTIVO, como por ejemplo trabajar en Amazon, Facebook, Google o alguna otra empresa de similar estampa, entonces las pruebas técnicas tienen todo el sentido esperable.
Hay un tercer caso donde en realidad mi pronunciamiento es sobre la empresa, y como delega la selección de personal más que la utilidad o no utilidad de la prueba.
Son empresas que solicitan responder a una prueba muy extensa, que trata los más diversos tópicos técnicos, y en las que el postulante realmente no sabe a que cargo postulará, o que es lo que realmente necesitan que sepa (ya me pasó en una empresa donde respondí una prueba que me paseaba desde shell scripts, a base de datos, a SOA, a Java, a PHP, a administración de sistemas, indistintamente), y en que aparentemente la misma empresa tampoco tiene claro que tipo de profesional necesita.

A mi parecer o se puede medir todas las experticias con una misma regla, ni evaluarlas con una misma prueba.

En la parte II pretendo referirme a las pruebas técnicas de  Amazon, de las que he conocido de cerca 2 variantes.

Publicar un comentario