lunes, febrero 09, 2009

Cuestión de tiempo

De a poco me he ido dando cuenta que todo es cuestión de tiempo:
  • Me demoro del orden de 2 a 3 horas en asear completamente el departamento, partiendo del supuesto que no tendré ningún tipo de interrupciones y que los astros se encontrarán alineados.
  • Si una llamada telefónica se demora más de 5 minutos (es más, debiera aplicar 3 minutos como máximo) sin llegar al meollo del asunto entonces debo cortar. Aplica en un 99% a llamadas al celular, de hecho he pensado serimente en deshacerme del celular, las únicas llamadas que recibo son relativas a algún tipo de problema.
  • Mi límite de tolerancia en una multitienda es de 10 minutos. Aplica cuando me tienen por voluntad forzada en la sección de ropa de damas bajo la incesante pregunta de "Me veo bién ¿cierto?", "¿Cómo me queda?" y similares.
    ¿Acaso las mujeres no entienden que da lo mismo la opinión de uno, si las que tienen que sentirse a gusto con la ropa que se ponen son ellas? Más todavá el riesgo del Lo que realmente quieres decir vs. Lo que ellas quieren escuchar, si no cumples con el mal llamado estándar (que siempre dice lo social y políticamente correcto), ¡Uffff...!

Esos entre un millar de otros ejemplos que podria enumerar (claramente NO lo voy a hacer). Al final todo se reduce a tiempo y como tiempo es dinero:
:-D
(es bromita mi amor, no me pegue ¿ya?)
Publicar un comentario