miércoles, febrero 11, 2009

Chile ¿preparado para la crisis 2009?


La pregunta es la típica que todos nos estamos haciendo ¿estamos preparado para la crisis?
Al menos yo tengo una única respuesta: NO, y los argumentos son simples.
La empresa en Chile, digamos la empresa 100% nacional que es mediana y pequeña (todas las grandes empresas tienen un fuerte capital extranjero asociado), no está dispuesta a invertir, de hecho su principal finalidad en estos tiempos de crisis es minimizar sus costos y tratar de maximizar su ganancia.

Es aquí donde no es necesario ser analista financiero para darse cuenta que entramos en un ciclo:
En tiempos de crisis
  • Nadie compra (todos quieren ahorrar), por ende nadie invierte
  • Todos ahorran lo poco que pueden (ya sea porque reciben poco, ganan menos (por que venden menos)), y aún con ciertos ahorros nadie compra
  • Si nadie invierte disminuye la producción, hay menos que vender (lo que de cierta manera se ajusta a la menor demanda) y se gana menos, por ende hay menos que ahorrar.
Las empresas con ojo avisor son las menos, aquellas que ven en esta crisis una oportunidad. A veces muy mercenario, pero habrá más gente dispuesta a trabajar por menos, y todos mirando hacia el cómo maximizar mis ganancias minimizando los costos (análisis estadístico predictivo ¿alguien?).

¿Cuál viene siendo un lamentable problema?:
Un segmento no despreciable de la fuerza trabajadora en Chile está compuesta por obreros, técnicos y profesionales por sobre los 35 años de edad. Estas personas tienen responsabilidades muy por sobre la media (son padres de familia, tienen hijos que educar, muchos están pagando sus viviendas (y puede que mueran y aún no las hayan terminado de pagar), entre muchas otras cosas).

Entonces ¿cómo pretenden que disminuya la cesantía si a estas personas SE LAS DISCRIMINA EN TODAS LAS EMPRESAS? Y no por falta de capacidades, o porque estén pidiendo sueldos ad-hok a su experiencia (muchos están literalmente dispuestos a trabajar por un mínimo digno que les quieran ofrecer), sino simplemente porque ya no son jovenes.
Para colmo de males, desde Octubre del 2008 el Estado de Chile otorga un subsidio a las empresas por cada empleado que tengan entre los 18 y 35 años.

Y nada de Currículum Ciego para evitar factores de discriminación en la selección de personal (ese sin foto, ni nombre, ni edad, ni domicilio, sólo apellidos y antecedentes personales). Basta el RUT para saberle la vida a los postulantes.

Aún no me veo afectado por esto, pero con estos antecedentes los discursos de Igualdad y Oportunidades se vienen todos a tierra, independiente del color político que los promulgue.
Publicar un comentario