jueves, agosto 29, 2013

Porqué usar herramientas obsoletas puede perjudicar tu empresa

Hace poco más de medio año que estoy trabajando en una transnacional que ha cambiado su nombre 3 veces. La promesa inicial era innovación, proyectos atractivos y proyección a futuro. La triste realidad es que todos los desarrollos son sobre una plataforma tan probada y archi-probada que estancó su evolución.

El escenario:

  • Un equipo de ingenieros, programadores y desarrolladores, con buena formación académica.
  • Una empresa, con promesas muy atractivas
  • Proyectos de diversa índole (siempre en el contexto TI)
  • Una  plataforma históricamente probada


La combinación de estos  elementos, no debiera ser mala, y no debiera NO funcionar... PERO:

  • Cada nuevo proyecto demanda funcionalidades que no necesariamente están cubiertas por la plataforma base.
  • Los componentes de la plataforma base se van actualizando con el paso del tiempo, mejorándose y corrigiendo errores.
  • La oferta laboral siempre ofrece propuestas que SI tienen innovación.


El éxito de un proyecto, y por transitividad de la empresa, no radica en la capacidad de cautivar a tus clientes con una plataforma que solo la empresa puede manejar y mantener. Radica en la capacidad de poder sacar adelante los desafíos a los que se enfrenten, de manera eficiente (ya definiré eficiente), y poder responder a los requerimientos del cliente.

¿Qué entendemos por eficiente? EFICIENTE  es no reinventar la rueda. la rueda ya existe y lo más probable es que el problema base que se resuelve esté solucionado de mejor manera de lo que se podría conseguir. Claramente hay cosas que hay que desarrollar, pero en lo relativo a los componentes base ya existen muchos productos con una madurez no despreciable y comunidades sólidas que los respaldan.

¿Qué sucede cuándo usas herramientas obsoletas?



  • La mayoría de los errores que se puedan detectar se solucionan con alguna actualización de versión.
  • Agregar nuevas funcionalidades implicará repetir un desarrollo que ya se incorporó en nuevas versiones.
  • Te enfrentas a problemas no menores de rendimiento.
  • Limitas el crecimiento de tus desarrollos, sobre todo si los niveles de acoplamiento de la plataforma son muy altos.
  • No existe una comunidad que ofrezca soporte a tu plataforma.
  • Basta un cliente que haga una auditoría sobre los códigos y la plataforma para poner en tela de juicio la filosofía de desarrollo.
  • Y finalmente, si tu equipo abre los ojos, probablemente se dé cuenta que si no se mejora ese esquema "seguro y probado", se estancará profesionalmente. Y una empresa sin un equipo  que la sostenga no funciona.


Dejemos la resistencia al cambio a los clientes, y no como una constante dentro de las propias empresas, menos si son las propias jefaturas las que la amparan escudándose en tener al cliente cautivo.

Si insisten en sobrevivir en torno a desarrollos sobre plataformas obsoletas háganlo en caso que estén prontos a jubilar (y en realidad poco les interese la continuidad de la empresa), o si la vida útil de los proyectos desarrollados es baja (menor a un año).

En materia de TI, y siguiendo una línea de tiempo, se avanza hacia adelante. No te quedas estancado en un punto fijo, ni tampoco caminas hacia tus espaldas.





Publicar un comentario