miércoles, diciembre 21, 2011

Crónica de una muerte anunciada: Cierre de cuenta bancaria

Por innumerables motivos, con el pasar de los años me hice acreedor de varias cuentas bancarias, en distintas instituciones. Muchas de ellas me cobraban más por tener menos productos (irónico considerando que lo normal es lo contrario), otras me cobraban más todos los meses, otras buscaban como fidelizarme ofreciéndome "beneficios" por ser un "cliente especial", ¿desde cuando los beneficios implican un cobro mensual?

Con el Banco BCI no fue la excepción, siendo supuestamente una banca digamos "premium" o "exclusiva", la atención siempre fue regular a mala. Vez que trataba de contactar vía correo electrónico a mi ejecutivo o ejecutiva de turno, debía rezar para que me contestarán de vuelta. No respondieron ninguna de mis consultas, como si me fuera a enojar si me decían que no podían aprobar el crédito de consumo para comprar la Ducati, no cuesta nada tener contentos a tus clientes, o en el peor de los casos conformes con la sensación de "al menos contestaron".

La primera vez que pensé en cerrar la cuenta del Banco BCI fue cuando infructuosamente intenté contactar a mi ejecutivo para solicitar un aumento de cupo en la tarjeta de crédito. Más de 2 años como cliente, y un depósito mensual no menor. No se hizo NINGUNA gestión al respecto.

Cuando me robaron los documentos, incluidas las tarjetas del  Banco BCI  fue otra batalla. Las tarjetas fueron mal utilizadas, y aún existiendo la denuncia de robo, y el bloqueo de las tarjetas, el  Banco BCI  sólo convino a restituirme un pequeño porcentaje del monto que utilizaron los malhechores. Es lógico, uno de los productos es un seguro precisamente contra el robo de las tarjetas, y si mal no recuerdo la superintendencia se pronuncia al respecto de como deben responder los bancos frente a situaciones similares.
En esa oportunidad el Banco BCI me estaba dando más problemas que soluciones, y pensé nuevamente en cerrar la cuenta.

"Somos diferentes" es la frase comercial y vendedora del Banco BCI, claramente diferentes. Su sitio web vs el de otros bancos no te permite realizar más de 2 transacciones sin caerse en el camino.
La única vez que logré una respuesta, que me dejó tranquilo pero no conforme, fue cuando hice tanto ruido a través de las redes sociales debido a los constantes problemas que tenía con el sitio web del banco, que la misma encargada del Twitter y Facebook del  Banco BCI  me contactó telefónicamente. Irónicamente al mes después los problemas persistieron, pero a esas alturas y dada la prefabricada respuesta de "Limpie el caché y las cookies de su navegador web e ingrese nuevamente al sitio del banco" la resignación a que no funcionara era parte de lo esperado.

Por una cosa de sentido práctico hice unos intentos de quedarme en el Banco BCI, tenía sucursales muy cercanas a mis lugares de trabajo. Ilusamente les consulté para tomar un hipotecario con ellos. está bien que quieran resguardarse como banco, de hecho el hipotecario de cualquier banco te somete a todas las penas del infierno si te llegas a atrasar. El Banco BCI te pide una cantidad casi absurda de antecedentes, dan lo mismo tu antigüedad como cliente, o tu comportamiento de pago, o el nivel de depósitos que hayas hecho, o incluso tu nivel de renta. El Banco BCI requiere que el postulante al hipotecario acredite patrimonio casi equivalente a la propiedad que se pretende comprar (al menos eso me dieron a entender), y las tasas tampoco son las más convenientes. ¿Fidelización de clientes? ¡Las pelotas!

El mediocre funcionamiento del sitio web, sumado a la NULA respuesta de mi ejecutiva frente a mis consultas, y sumado a los costos de mantener la cuenta en el Banco BCI, que son bastante altos comparativamente hablando, fueron las gotas que rebalsaron el vaso. Da lo mismo si un cliente "no es rentable" para el Banco, o el calificativo que le quieran poner al cliente, es mejor decírselo antes de dejarlo sin NINGUNA RESPUESTA, ¿marketing? ¿alguien?
Se suma además una muy atractiva oferta de otro Banco, muy famoso por su agresiva (y evidentemente efectiva) estrategia de captación de clientes "Te ofrecemos el Cielo, la Luna y Júpiter, pero si no nos pagas te torturaremos en vida y te haremos ver el final de 'Los 80' 100 veces seguidas". No será precisamente el mejor de los Bancos (de hecho el movimiento que le doy a la cuenta está fríamente calculado), pero cumple y responden los correos.

Así que terminé cerrando mi cuenta. Recién cuando hice las gestiones; donde nuevamente mi ejecutiva hizo NADA por intentar retenerme, claramente no es su trabajo, pero un mínimo esfuerzo por su cartera; me llamó una "ejecutiva de retención" ofreciéndome "costo cero" por la mantención de la cuenta. El "costo cero" ,  por muy tentador que parezca, NO SIRVE PARA NADA, es la muestra gratis, el vale por hamburguesa, el "para que te quedes callado un rato". El "costo cero" no es garantía que el servicio deficiente va a mejorar. Incluso al momento de cerrar definitivamente la cuenta hubo problemas, ya que estaba esperando a que se resolviera un depósito final antes de cerrarla, pero eso ya "complicaba la operación", era casi para tirarles la cuenta por la cabeza. Cerré la cuenta y resolví el pendiente por fuera.
Y solamente por una mínima consideración a mi ejecutiva (que poco hizo), que una única vez se comunicó conmigo para consultar un cheque, alegué que mis razones para cerrar la cuenta eran única  y exclusivamente por un tema de costos.

Eximo de culpa a la encargada de las redes sociales del Banco BCI, ella no tiene ninguna culpa que la institución para la  cual trabaja sea "diferente", ni de tener que dar aspirinas pre-escritas como respuesta (un Banco JAMÁS va a admitir públicamente que tiene un problema en sus sistemas informáticos, las cabezas ruedan igual, pero bajo cuerdas).

Así que OJO con el Banco BCI, es un banco CARO, sumamente elitista, extremadamente impersonal (cosa que esperaría del TBanc, pero no del Banco BCI), y cerrado a mejorar. Ellos dicen "Somos diferentes".
Publicar un comentario