jueves, julio 08, 2010

Teorizando respecto a los celulares

Mi zapatófono está agonizando. He sido fiel a Palm desde la primera Handspring que tuve, después una Treo 180 (ese si que es zapatófono) y ahora mi Treo 680.

Es sabido, como falla documentada, que desde la Treo 600 estos equipos tienen un problema no menor en el jack de entrada del manos libres, falla, se muere y muere el audio del equipo, pués "cree" que los audífonos están conectados. Hay soluciones por software que no siempre funcionan, accesorios que bypassean ella entrada del manos libres, golpes "estratégicamente dados" en la posición correcta del equipo, soplidos mágicos y reparaciones pseudo-definitivas que solucionarían el problema.
Mi equipo ya tienen una reparación a cuestas, no me salío precisamente barata, y muy fuera de la garantía, está fallando de nuevo por lo mismo.

Sin embargo a pesar de las miles de fallas que pueda tener el equipo, además del problema de audio, como que de repente se quede derechamente pegado, he aprendido a vivir con ello. Y si lo pensamos, sucede de la misma manera con las fallas y carencias de cualquier equipo.

Si la máquina no tienen cámara de fotos, "da lo mismo total nunca la he usado". Si el equipo viene sin opción de hacer copy paste, "da lo mismo, con suerte mando SMS". Si el teclado numérico es incómodo "da lo mismo, siempre llamo a mis contactos que tengo en la memoria del celular". Si el equipo pierde señal cuando lo tomas de determinada forma "da lo mismo, lo tomo de otra forma y listo". Si el equipo es frágil, "da lo mismo, le compro una buena carcaza".
Siempre buscamos justificar nuestras decisiones. Es como si el dicho "No me ayude, gracias; puedo equivocarme solo", fuera la respuesta a todo.

Entonces empiezo a pensar que debo renovar/cambiar mi celular. La pregunta del millón es por cuál.
Si me preguntan a mi, este es el listado de los que consideraría seriamente para comprar (sin orden de preferencia):

El problema es que no están en el mercado chileno, al menos no en el mercado normal. Y si es que están están a precios que bordean la usura de caros (y hay quienes están dispuestos a pagar sobre 300 mil pesos por ellos (casi 600 dolares)).

Entonces debo restringirme a lo que hay en el mercado chileno. Pero antes de enumerar mis opciones, qué busco yo en un celular (de paquete, sin aplicaciones): Lo mismo que ya tengo con mi Treo 680:
  • Tethering
  • Bluetooth (con A2DP)
  • MP3
  • Cámara
  • Geolocalización
  • Acceso a internet
  • Documentos
  • Agenda
  • Lista de tareas por hacer
  • Sincronización con el PC
  • Calculadora
  • Reloj
  • Teclado QWERTY (ideal), aunque ya me resigné a que quizás deba sacrificarlo.
  • Pantalla táctil

El software no me preocupa, ya que en teoría todo lo que necesito debiera existir, pero si me gustaría que hubiera un buen stock de aplicaciones, y Java (por si me dan ganas de hacer cosas).

Mis deseables:
  • 3G
  • Wifi
  • GPS
  • Sistema operativo Android (ideal)

Entonces en el mercado chileno mis opciones se reducen inmediatamente a 2:

Pero ambos son equipos "antiguos", sin ir más lejos el LG Eve no puede ser actualizado y se quedó estancado en Android 1.5, siendo que ya estamos en Android 2.1 (es como que sus PCs no pudieran usar nada sobre Windows 95). El HTC es casi de la vieja generación de HTCs, han salido demasiados modelos después de, aunque sigue siendo mi "mejor opción".

Entonces me puse a ver celulares, y a excepción de las BlackBerries (que no me gustan, y estaría haciendo caso omiso del sistema operativo), no hay nada excepto los modelos mencionados que me deje conforme. Entonces me dije a mi mishmo "Mishmo, ¿y si vemosh un aifoun?"

Y nuevamente haciendo caso omiso del sistema operativo, me voy dando triste cuenta que es lejos el celular "más avanzado" disponible en el mercado chileno. Salvo por un tema particular que me descompone que es la batería no cambiable, el "y pone" casi me convence. No tiene Java, pero tiene litros y litros de aplicaciones, te vacuna con lo que tio Jobs dice que es bueno, es más o menos actualizable, y lo peor es que hay un plan que en teoría me sale mensual practicamente lo mismo que lo que estoy pagando actualmente.

Entonces (nuevamente entonces) todo tiende a apuntar hacia que me compre un "y pone", pero mi mishmo interior me dice "¡Nooooo!, no te vayash al lado oshcuro".

Así que lo dejo a votación objetiva popular:
Aún considerando todo lo que a los usuarios de y Pones no les gusta, ¿vale la pena comprarse uno?

Por mientras seguiré usando mi fiel zapatófono.
Publicar un comentario