miércoles, diciembre 31, 2008

Año nuevo 2009

Este año nuevo ha sido carente de balances y de análisis, poco tiempo para todo. Casi no se como me encuentro en la V región y una vez más queda reiterada mi visión al respecto de esta fecha. Se acaba el año ¡y punto! Nada más, los cheques llevarán un 2009 en vez de un 2008, al igual que las cuentas. Muchos gozarán de un día de descanso, el único día de descanso instaurado oficialmente para muchos, no hay panaderías, ni periódicos.

Tampoco hay regalos para abrir (¡hey! a mi me gusta que todas mis celebraciones sean con regalos para abrir, y si, con paquetes de regalos envueltos en papel de regalos con cintas de regalos). Hoy nos tendremos que bancar a todos quienes conocemos que nos abracen, nos regaloneen y nos entreguen una pila de buenos deseos para el 2009, solamente porque es el formalismo necesario y social de los 31 de diciembre y 1 de enero (habiendo al menos 364 otros días del año para hacer EXACTAMENTE LO MISMO).

Aquí ha sido todo corriendo, todo atrasado, todo con hordas de simios personas abriéndose paso para disfrutar de las luces y explosiones en el cielo, que asustan a los más pequeños y producen ataques de epilepsia (les apuesto que no habían pensado en eso). No es pesimismo, sólo un poco de realidad para que no olvidemos que de aquí a marzo vamos a tener que pagar el plástico gastado en regalos de Navidad, y que de aquí a fin de año (el otro fin de año) la historia se seguira repitiendo.

Cumpliendo con los formalismos de rigor:
LES DESEO UN MUY FELIZ COMIENZO DE AÑO
(2009 para los perdidos)
y ojala todos sobrevivan sin demasiados contratiempos.

Besos y abrazos para tod@s.
Santa
Publicar un comentario