lunes, noviembre 26, 2007

Perdidos en ¡¿Chile?! (Parte 1 La Ida)

Este fin de semana me tocó ir a un matricidio en la quinta región. Dado eso debí arrendar un vehículo por el fin de semana, así de paso aprovechaba de traerme algunas cosas. La cosa es que obviamente tuve que viajar solo, lo que no dejaba de recordarme ciertos acontecimientos pasados en calidad de chofer saliéndome de los límites del mapa, y mi inminente necesidad de una brújula, un astrolabio y un GPS.

La cosa es que saliendo de la no muy conocida por mi 5 Sur, doblé por donde no había que doblar y luego de pasarme la otra mitad de los tags de Santiago, "aparecí" en Maipú. Dada mi absoluta desorientación decidí buscar un retorno, sin embargo tube que detenerme y buscar otro retorno, cuando vi aquél letrero verde que decía:
San Bernardo 15
Rancagua 76

Una vez "en curso", volví a pasar por los mismos tags ya mencionados y decidí seguir derecho y no doblar, no quería arriesgar perderme de nuevo. "Los Vilos queda al norte, Viña queda al norte" me dije, y seguí derecho por la 5 Norte.

Pasé un tunel, me dije "Queda poco", pague un peaje re caro y un segundo tunel "Queda menos, falta poco para Lo Vasquez" me dije, y segui manejando derecho. Nunca apareció un letrero que rezara "Viña del Mar - Valparaíso", y yo segui manejando derecho. Pasé los letreros verdes que indicaban Catapilco, Jurouro, y La Ligua, y dado mi inconmensurable desconocimiento de la geografía chilena, seguí derecho, pensando que faltaba menos.

Después de alrededor de 40 minutos sin saber si estaba o no en la ruta decidí llamar a la base "Jiuston, Jiuston tenemos un problema." El letrero verde frente a mi:
Los Molles 30

Base central me dijo que me devolviera y que buscara la comisaría más cercana. Opté por devolverme, pero no pasar donde los Sres. de verde y como no pretendía pagar otro peaje por irme por el tunel tomé la cuesta El Melón. A esas alturas yo sólo me reía, y buscaba un letrero que dijera algo conocido. Después de mucha curva, subidas y camino recto entré por La Calera, y de ahí otra odisea más, encontrara por donde llegar a Viña. Lo positivo es que al menos me encontraba en la región de Valparaíso (ex V región).

Y después de seguir mis no tan confiables instintos de conductor, llegué al Camino Internacional. Sospecho que lo pude haber tomado bastante kilómetros antes.

Y llegué a Viña, claro que después de 6 horas de viaje :-)

Y la vuelta fue menos perdida, pero igualmente miscelánea. Después les cuento.
Publicar un comentario