martes, septiembre 25, 2007

Galletas Habemus est

Desbordante de alegría estoy. La empresa que recibió mis despiadados descargos respondió positivamente.

El día jueves de la semana pasada mi polola me avisa que llamaron por teléfono de dicha empresa para solicitar el número de serie del paquete de galletas en cuestión, y que dejaramos el paquete en portería para que lo pudieran retirar. También nos contaron que iban a retirar esa partida de galletas de los lugares donde las repartieron (por ello la solicitud del número de serie).

Ayer, en mi casilla física de correos había una bolsa con 3 paquetes de galletas :-)

Así dan gusto las empresas, con un servicio al cliente rápido y efectivo, y con astutamente atractivas (al consumidor) políticas de retención de clientes. Muy propio de transnacionales primer-mundistas.
Publicar un comentario