lunes, agosto 20, 2007

¿Y que fue de...? - Movimiento de Liberación Digital

Hace unas semanas la Blogósfera nacional "estalló", se dió a conocer el Acuerdo de Cooperación entre Microsoft y el Estado Chileno, y todos los pormenores y por mayores de dicho texto. Surgió el Frente Movimiento de Liberación Digital. La causa muy noble, básicamente (dentro de un listado no demasiado simple de resumir) garantizar que la ciudadanía tenga absoluta libertad para elegir con que plataforma interactuar con el Estado Digital (sitios de gobierno y demáses). Muchos jóvenes (y algunos no tanto) tecnócratas con el concepto medianamente claro de que no se puede atar un Estado a una compañía de software propietario, casi toda la "Generación Web 2.0". Evidentemente el hecho de haber firmado un acuerdo con olor a contrato, redactado de manera tan ambigua, y sin hacerse asesorar por VERDADEROS ENTENDIDOS, vale todas las críticas y condenas a las miles de penas del infierno.

Mucho ímpetu, pero también mucha confusión de conceptos, Neutralidad Técnológica es absolutamente distinto a Imparcialidad Tecnológica, como bien explica Jens Hardings. Nulo manejo del marco legal, salvo por los, bajo cierto punto de vista objetables, argumentos de monopolio, ¿derecho a elegir? No aparece ni en la constitución, ni en ningún código legal. Y del ridículamente existente derecho informático chileno nada, aunque sinceramente tampoco aplica, aunque un abogado bien podría ingeniarselas para hacerlo calzar.

Salieron los argumentos, defensas pobres, y otras muy bien fundamentadas, para ambas partes, incluso el Movimiento se organizó y escribió una carta para la actual presidente Michelle Bachelet. Un pequeño grupo fue invitado al Congreso Nacional, para exponer el mensaje del Movimiento. Si bien es cierto se cumplieron estos hitos, el mensaje aparentemente entro por un oído y salió por el otro, los honorables no le tomaron el debido peso al asunto, y los "malos de la película" se encargaron de bajarle el pérfil al asunto. Con ello la cobertura mediática poco a poco prefirió preocuparse por temas "más importantes", como los triunfos de la Rojita, la relación de Marlén y Pelushe, y la teleserie de turno.

Marcos Zúñiga
hablaba de una corbata para el MLD, y anoche trás ver la película Yo amo a Huckabees (que no vamos a decir que es una joya del 7mo arte), llego a la misma conclusión. Quizás hacer una maratón viendo películas malas con un mensaje claro le sería útil al MLD. Al movimiento le falta una cara, un líder. Las estructuras NO piramidales simplemente NO funcionan en una idiosincracia que no está preparada (en este caso particular, la chilena).

No vamos a empezar a buscar ni a culpables, ni a responsables. A mi parecer la misma arrogancia del grupo, la falta de visión para saber leer un crítica fundamentada y con un mensaje claro (como los casi eternamente ignorados comentarios de MAZ), la incapacidad de ver más allá de las propias narices y proyectarse más allá del futuro inmediato, cosas tan simples como responder un correo de contacto por último para invitarte a partcipar del MLD (quizás estoy prejuzgando y los personajes en cuestión reciben tantos millones de correos al día que no tienen tiempo para responderlos todos, por último una respuesta automática...), o bién usar las herramientas que uno pone a su disposición, como enviar un correo a algún contacto mencionado que puede ayudar en los temas, o referirse a un enlace con información útil (me queda claro que eso es más bien subjetivo) poco a poco hacen que el Movimiento se diluya.
Culpemos a la locación, es un movimiento chileno, formado por chilenos, a los chilenos no nos agrada que nos digan las cosas como son, preferimos las medias verdades interpretables a gusto. Partimos las carreras con la fuerza y velocidad de un pura sangre inglés, pero llegamos como simples burros de carga.

En este caso la falta de ruido constructivo hace que el MLD se vuelva un sobre de 20 gramos de jugo en polvo en un tambor de 25 litros de agua. Y así y todo, TENGO FE EN EL MLD. Confío en que después de todo estas primeras experiencias sirvan y que el mensaje sea tomado en cuenta por la gente precisa. ¡Cómo no va a haber un futuro político visionario dentro del Movimiento!
Publicar un comentario