viernes, agosto 10, 2007

Nuevas adicciones

Para inaugurar 2 nuevas secciones (Vida de soltero & Supervivencia), desvio mi atención del exceso de trabajo y de los problemas tecnológicos del país para desatorarme.

Vivir Sobrevivir solo de lunes a viernes tiene una incidencia directa en mi dieta nocturna. La leche con cereal que no consumo en el desayuno matutino se convierte en una grata fuente de calorías en la noche, las pizzas, perros calientes y emparedados pasaron a ser técnicamente un nuevo grupo alimenticio. El puré, las pastas y el arroz con huevo y/o salchichas y/o hamburguesas resultan reponedoras después de una larga jornada laboral. Algún otro día revelaré algunas de mis recetas, es más, probablemente hasta abra un canal de cocina en You Tube, pero no hoy.

Y en esas noches de soledad, cuando sufría de mis no desconocidos ataques de hambre, descubrí un manjar digno de los dioses, ignorado por mi hasta hace pocas semanas (menos de 52): LAS TOSTADAS CON MANTEQUILLA.

Sencillamente un placer al que no me puedo resistir, calientes, doradas y crujientes, de solo pensar en ellas se me hace agua la boca. Y si son acompañadas por una sopita arreglada mejor aún. Mis nuevas adicciones:
  1. Las sopitas
  2. Y las exquisitas, sabrosas, deliciosas e incomparables tostadas con mantequilla
Publicar un comentario