lunes, mayo 28, 2007

Decisiones

A veces olvido que este blog lo leen más gente, aparte de mi. Los menos de 10 honorables lectores de siempre me ofrecen sus ojos, una manera bastante tácita de compartir mis impresiones. Otras veces me ofrecen sus palabras, cosa que valoro enormemente.

Curiosamente me resulta más cómodo tratar ciertos temas con personas poco cercanas, y por ende más objetivas y normalmente POSITIVAMENTE IMPARCIALES, que con mis propios seres más queridos.

La explicación:
Simple, las terceras personas no necesariamente relacionadas sanguínea o socialmente no están sesgadas por los inevitables sentimientos de que puede ser más o menos correcto para mi. Es la tendencia de estas particulares unidades de carbono a pensar y decidir que es "lo mejor" para cada uno de nosotros. Sin embargo con el pasar de los años, los derechos adquiridos por vía sanguínea forzamente se pierden, y con ello cada uno se hace responsable (o irresponsable) de sus actos, por decisión PROPIA.

Por mi lado la decisión que tomé respecto a mis estudios, pasa a ser solamente el continuar lo que vengo haciendo hace bastante más de 5 años, trabajar en computación sin estar titulado, y lo más importante esforzarme por ser sino el mejor, al menos uno de los mejores en lo mio.

Debo confesar que he tenido mucha suerte, en el sentido que nunca me han exigido el quemable cartón título, y que han sabido valorarme por lo que he hecho y demostrado a lo largo de estos años. He sabido también ganarme un valioso espacio entre mis pares, muchos de ellos ya titulados, formalmente pueden "saber" más que yo (y me refiero a términos netamente formales, ie: cursos y estudios afines), pero como mencioné al comienzo de la frase, son mis pares, no me siento ni soy menos que ellos, ni profesional ni laboralmente hablando.

Algunos más puristas hablarán del concepto profesión como algo directa e íntimamente ligado al "título profesional". Yo, convenientemente (hay que decirlo, uno manipula la realidad a conveniencia) menos purista que todos aquellos quienes estigmatizan el término con una concepción hoy en día anticuada, intento mirar mucho más allá. Resumiendo una extensa reflexión al respecto, la responsabilidad "profesional" pasa a ser una cosa solamente legal, y como adulto me pueden demandar igual que a cualquier titulado, en caso de hacer deficientemente mi trabajo.

No fue una decisión para nada fácil, y me siento FELIZ, y por sobretodo TRANQUILO, de haberla tomado.

Si he de tropezar por escoger ser feliz, seré feliz habiendo caído, aprenderé de mis heridas y las mostraré orgulloso. Y sin embargo haré cuanto esté en mis manos para, en caso de tropezar, nunca caer.
Publicar un comentario