sábado, marzo 24, 2007

Destrozando Windows Vista con propiedad

Aviso previo: Es latamente probable que me emiece a poner altamente nerd tecnológico en términos de mis posts, asi que si no entienden ni pelotas ya están avisados.

Cada cierto tiempo aparece algo en términos de softwrae que me llama la atención y que me hace pensar en al menos probarlo. Después de los macabros comentarios sobre los requerimientos de hardware mínimos de Windows Vista, decidí pasarlo por alto y no instalarlo.

Sin embargo pronto salió a la luz un "parche" que permitía "probar" la nueva propuesta de Microsoft por tiempo mayor a los 120 días normalmente permitidos. No hice más que poner el CD de instalación y comenzaron los problemas:
  1. Infructuosamente intenté actualizar mi Windows XP. No hubo caso. Vista no pudo reconocer ni la mitad del hardware adicional que tiene mi PC, así que la instalación fracasó, después de casi una noche entera de recorrer el disco duro y en 1era instancia me quedé sin Vista y lo que es peor sin XP. Afortunadamente no perdí nada de información, pero un usuario normal se hubiera resignado a tener que formatear (y perder todo).
    Después de mover toda la información sensible, léanse documentos, música, imágenes, programas y demáses, a otro disco duro (y quedarme una vez más con una cantidad peligrosamente pequeña de espacio libre), procedí a una instalación "limpia".
  2. La 1era instalación limpia fue un exito por menos de 2 horas, Vista se encargó de actualizar todo lo que pudo encuanto a drivers, por lo que el parche de Paradox quedó anulado.
    Después de leer y buscar comprendí que hay un problema con las placas madres con chipset NVidia. por ende tuve que hacer una segunda instalación.
  3. Ya al tanto de las precauciones que debía tomar, procedí con la 2da instalación limpia. Fue un éxito hasta que intenté instalar el hardware de mi computador.
    La webcam no es reconocida, la tarjeta de video solamente aceptaba un driver nativo que vienen con Windows Vista, por lo cual pierdo todo el control de colores, angulo de rotación y una pila de cosas que a mi me interesan para poder mejorar el rendimiento de la imagen. La tarjeta de sonido (integrada en la placa), queda también con opciones ridículamente básicas, sin ecualizador ni efectos de ambiente, y tampoco cuenta con un driver reconocido.
    La impresora, USB, no tuvo mayores problemas, salvo nuevamente el driver.
    Y el scanner vuelve a ser mi dolor de cabeza. Los &%!=* de AGFA lo descontinuearon, siendo que es uno de los mejores scanners que hay en cuanto a su resolución óptica. Ya con XP resulta una hazaña hacerlo funcionar, puesto que el soporte duró hasta el ahora histórico Windows 98.
  4. Dado que todo funcionaba a medias, me dije dejar que Windows actualizara lo que necesitaba. Nuevamente se anuló el parche de Paradox, resultando una linda pantalla azul, afortunadamente solucionable entrando a modo prueba de fallos y renombrando el archivo causante del conflicto. Sin que nada cambiara demasiado, opté por probar Vista solamente el tiempo oficialmente permitido.
  5. Comienzan los problemas con la "nueva, eficiente y simplificada interfaz". Obviando la ausencia de los efectos gráficos de ventanas y demases, que originalmente fue lo que me tentó a instalar Vista, la interfaz es demasiado distinta a lo que por años ha estado acostumbrado el usuario medio. partiendo desde el botón de inicio.
    El botón de inicio ya no despliega los menúes, sino que los muestra a modo de árbol, con un scroll para desplazarse. Carece de muchas de las opciones que uno tenía directamente, como por ejemplo el comando Ejecutar.
    El Explorador de archivos es otra rareza, carece del típico menú superior que tantos problemas permite resolver, el modo de exploración pierde los botones Subir y Volver, contra ahora hacer clicks sobre el nombre de la carpeta a la cual uno quiere retroceder (el avanzar siempre ha requerido de al menos un click).
    El Buscador de archivos, si bien es cierto encuentra las cosas (no como el buscador de XP), se queda pegado. Personalmente no he encontrado un buscador que supere el de los Windows 9x.
Conclusión: En vista (palabra ya utilizada de manera irónica) y considerando que no hay soporte hacia atrás en términos del hardware y los controladores asociados, si el usuario no está dispuesto a actualizar su máquina a algo degeneradamente al día (lo que no es una inversión menor), NO vale la pena instalar Windows Vista.
Microsoft hizo un esfuerzo no despreciable por mejorar la interfaz , simplificándola al mínimo con el tampoco no despreciable costo de la pérdida de control, ya que "Vista lo hace todo más fácil, tanto que usted no tendrá que preocuparse de configuraciones avanzadas... aún cuando lo necesite".

A mi me gusta tener el control, no estoy dispuesto a hacer una inversión no menor para poder instalar este cachureo que aún no soporta los artilugios que tengo (y que por cierto tampoco estoy dispuesto a cambiar). Requiero de un control de imagen y sonido que Vista no me provee. Vista duró menos de 2 días instalado en mi computador.

Ahora mi PC tiene Ubuntu Linux instalado como sistema operativo ÚNICO, con Beryl instalado, y todas las funcionalidades y prestaciones que yo requiero.

El cambio a Linux es posible, no sin esfuerzo ya que hay una curva de aprendisaje que no es menor, pero los beneficios son considerablemente mayores a los costos.
Publicar un comentario