viernes, octubre 20, 2006

Mi incipiente calvicie y sus posibles causas

Desde hace algunas semanas vengo tomando conciencia de que estoy quedando calvo. Tengo una creciente calva tipo fraile Franciscano, cada vez más acentuada.

Las potenciales causas son muchas. Por un lado mi condena genética, mi padre es calvo (aunque él dice que es de frente amplia solamente) y mis abuelos eran calvos también. Por otro lado hay un factor de estrés. En este minuto tengo una serie de preocupaciones y responsabilidades que aparte de las coloridas canas que me han hecho salir, estoy convencido ocasionan la caída de mi "ya no tan frondosa" cabellera.

Para hacerles una idea, hace no más de una hora me enteré, y no debido a que me llamaran o enviaran un correo, sino porque yo llamé, que rechazaron una compra no menor que hice por internet, que mi tarjeta de crédito de otro banco fue arbitraria y misteriosamente cancelada, y que el departamento que me tienen que entregar a más tardar a fin de mes aún esta a la espera de la firma de no se que papel, por culpa del cambio de director de obras de la municipalidad. Y para rematarla estoy en penumbras ya que el tubo fluorescente que ilumina mi escritorio se quemó, y pretenden que haga un cambio de IP de un sistema a las 6 AM del domingo.

Si me cae un rayo, eso, sí eso, va a ser casualidad. Si falta que me mee un perro no más.
Publicar un comentario