lunes, septiembre 04, 2006

Decisiones de vida y muerte


Hace aproximadamente un mes atrás llegó a la casa de mi polola un nuevo integrante de la familia: Fonzito, un cachorro presuntamente poodle toys, aunque se especuló que podía ser un mestizo cruza con cocker. Llegó desnutrido, con tos de perrera y parasitos.

Lo sacamos adelante, le dimos amor y cuidados, y ahora ya no está con nosotros. A pesar de todos nuestros esfuerzos, en lo humanamente posible, Fonzito cayó víctima de una neumonía. Con casi ninguna esperanza de sobrevivir, mi polola tuvo que cargar con la dificil decisión de optar por terminar con el sufrimiento del cachorro; que ya tenía la lengua y nariz moradas, y no podía respirar; y pedirle al doctor que lo inyectara.

Es frío verlo de esta manera, pero no importa lo que hagamos , no se puede burlar el proceso de selección natural. Sin embargo no es justo que NADIE pase por el dolor de perder a un cachorro que ni siquiera supo lo que es escarbar en la tierra. Imaginen como explicarle a niños pequeños el ciclo de la vida y la muerte,mmás por culpa de CRIMINALES que hacen negocio vendiendo perritos, destetándolos antes de tiempo, despreocupándose de que vayan sanitos al encuentro de un hogar.

Quiero agradecer públicamente al Doctor Patricio Morales, veterinario de la V región y profesor de la Universidad de Valparaíso, el mejor veterinario que he tenido la oportunidad de conocer. Agradezco su profesionalismo, su apoyo y por sobretodo su sinceridad.

Si es que hay un Dios en algín lado; cosa que normalmente no dudo, pero sin embargo con cada prueba que nos pone el destino lamentablemente entra en juego mi fé; ¡CUIDALO!

Fonzito ahora debe estar gordito y jugando con otros perritos y debe haber alguien que le rasque su panzita. Prefiero creer eso.
Publicar un comentario